Blog

Central de Pasada Mediterráneo. Un caso chileno para “pensar como una montaña”.

Central de Pasada Mediterráneo

Un caso chileno para “pensar como una montaña”

(por Gabriela Barriga, Geute Conservación Sur)

Durante la década de 1930 en el sur de Estados Unidos, producto de malas prácticas agropecuarias, se produjo un período de grandes sequías y tormentas de polvo. Tras este suceso, el silvicultor, y más tarde ecólogo y ambientalista llamado Aldo Leopold escribió, en el año 1949, el famoso ensayo denominado “Pensando como una montaña”, en el que nos invita a reflexionar acerca de la importancia de tomar decisiones de largo plazo en tiempo geológico y evitar las crisis ambientales. El principio que lo inspira, consiste en que a menor diversidad hay un menor número de bienes y servicios ecosistémicos y por ende, una degradación del bienestar humano. La montaña, se plantea como una metáfora del mundo para comprender el equilibrio entre los seres vivos: “Solo la montaña ha vivido el tiempo suficiente como para escuchar y comprender el aullido de un lobo”.

En el ensayo, se resalta una nueva comprensión acerca de la trama trófica, que valora al lobo como un controlador de ciervos que evita el sobrepastoreo y la consiguiente erosión y pérdida de fertilidad de los suelos (valor instrumental de la diversidad biológica). Adicionalmente, la historia ilustra el valor intrínseco de cada uno de los seres vivos que componen la biodiversidad, cuando el autor narra el encuentro del cazador con una loba que estaba muriendo, y en cómo ese encuentro de los ojos de ambos, lleva a la identificación del cazador con la loba en cuanto seres vivos.

Ahora bien, ¿Qué tiene que ver este ensayo con Chile? Tomar decisiones de largo plazo sigue siendo una oportunidad de evitar que se produzcan las crisis ambientales y los consecuentes efectos sobre la vida.

La Central de Pasada Mediterráneo, en la cuenca del Río Puelo, un nefasto proyecto con consecuencias prácticamente irreversibles es sin duda un caso chileno sobre el cual debiéramos pensar como una montaña.

EL TERRITORIO AMENAZADO: 

La confluencia de los principales tipos de bosques lluviosos de Chile.

Al sureste de la ciudad de Puerto Montt, en plena Región de Los Lagos, la cordillera de Los Andes se sumerge en el mar para formar los primeros fiordos de los mares australes. Las pronunciadas pendientes de origen glacial marcan la pauta del paisaje en ese territorio, y son los ríos y lagos, los protagonistas de un lugar inigualable, cuyas características biogeográficas han permitido que la historia se comenzara a escribir desde tiempos inmemoriales.

A partir del paralelo 41º Sur, la cordillera tiene características topográficas más favorables para la circulación de las especies, que lo que sucede en los Andes centrales. En algunos puntos hay verdaderos “puentes” que unen Chile con Argentina debido a las bajas altitudes que alcanzan las montañas. Testimonio de la interacción cultural, son las pinturas rupestres de la etnia Aonikenk o Tehuelche y los restos arqueológicos encontrados en los pasos cordilleranos de los Andes patagónicos que datan de 4.000 años AP. A su vez los bosques, esos gigantes vivientes en pie, nos enseñan con su presencia sobre el repoblamiento de la tierra luego del derretimiento glacial hasta nuestros tiempos.

¡Cuanto tenemos por aprender acerca de los bosque lluviosos templados de Sudamérica! Una isla biogeográfica única, que presenta niveles muy altos de endemismo, y cuya evidencia empírica sugiere que muchos géneros, tanto de origen gondwanico como tropical son muy antiguos. En términos comparativos con el resto del planeta Tierra, esta riqueza de la biodiversidad es mucho mayor que la de los bosques lluviosos del noroeste de Norteamérica, a pesar de la continuidad de estos últimos con el bosque boreal.

 

Y si hablamos de bosques especiales, dentro de este panorama, la Región de Los Lagos se plantea como un espacio emblemático: es la clave para entender la historia de los bosques de Chile. Los bosques de la Región de los Lagos son el producto de eventos de expansión muy recientes en términos geológicos, actuando como zona de transición entre los territorios que fueron totalmente glaciados y aquellos situados más al norte en que los glaciares afectaron solamente los Andes. En estos tiempos modernos, dicha zona se presenta como la actual área de confluencia de los principales tipos de bosques lluviosos de Chile (Cadufolio Maulino, Valdiviano, Nordapatagónico y Subantartico).

Todo un ecosistema en el que se incluía la participación del hombre, circuló de alguna u otra manera por los pasos cordilleranos de la Patagonia norte, en la medida que los glaciares fueron desapareciendo por esas montañas, dejando sus huellas hasta nuestros tiempos. Esos bosques, que para algunos se observan como “viejos a la vista”, son en realidad jóvenes. Jóvenes sobrevivientes de la era glacial.

ORGANIZACIÓN TERRITORIAL DE LA REGIÓN DE LOS LAGOS:

El turismo y la conservación de la biodiversidad 

como actividades económicas definidas por el Gobierno Regional 

Ahora bien, conforme a la organización administrativa actual, este territorio se emplaza dentro de la Décima Región de Los Lagos y corresponde a la Comuna de Cochamó, cuyo nombre en mapudungún evoca el elemento “agua”, pues significa “el lugar en que se encuentran los esteros de agua dulce y el mar”. En el centro mismo de dicha comuna, se emplazan las cuencas de los ríos Manso y Puelo que nacen en el frente cordillerano de las provincias de Río Negro y  Chubut en Argentina, cruzando al territorio chileno hasta desaguar, con el nombre de río Puelo, en el Estuario de Reloncaví en el océano Pacífico, luciéndose como el segundo río más caudaloso de Chile después del Báker, con un caudal promedio de 670m3/seg.

El acceso a esta comuna que alberga a 4.300 habitantes según el último Censo de 2.002, se puede realizar a través de tres vías, todas las cuales cruzan Áreas Protegidas: por el NORTE: saliendo de Puerto Montt en dirección sur por la carretera austral y cruzando el primer transbordador de caleta la Arena a caleta Puelche, atravesando la Reserva Nacional Llanquihue y el Parque Nacional Alerce Andino; por el NORESTE: saliendo de Puerto Varas por la ruta 225 CH en dirección hacia Ralún, pasando por el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales; y finalmente, desde el SUR: también tras cruzar el mar por una barcaza, y franqueando el Parque Nacional Hornopirén y el Santuario de la Naturaleza Parque Pumalin. Incluso desde el lado Argentino, este territorio colinda con otras Áreas Protegidas, a saber, los Parques Nacionales Nahuel Huapi y Lago Puelo.

Esta particularidad del territorio permite que esos valles sean naturalmente una oportunidad de generación de beneficios para el desarrollo económico, social y cultural de la población, beneficios que se producen de manera recíproca entre la función de conservación de la biodiversidad que persiguen las áreas protegidas y las zonas aledañas a las mismas. Igualmente, esta ubicación les permite a esos valles cumplir la función de corredores biológicos de muchas especies de flora y fauna nativa.

Ahora bien, estas características le otorgan un potencial turístico considerable al territorio. Y esta afirmación no es una mera apreciación. Prueba de ello, son una serie de iniciativas públicas impulsadas a través de diferentes organismos, y que dan cuenta de la relación armónica entre el rol de la conservación de la naturaleza y el desarrollo turístico.

En primer lugar, la Estrategia de Desarrollo Regional (EDR) Los Lagos 2009-2020, herramienta que establece una planificación para la Región de Los Lagos a ejecutarse dentro de los años 2009 y 2020, se basa en cinco ejes de desarrollo regional, entre ellos la sustentabilidad regional, que es transversal a la misma, y supone: valorar, fomentar y reforzar iniciativas tendientes a la protección de la biodiversidad, la preservación de ecosistemas y el uso sustentable del territorio regional; este eje se enmarca dentro del programa Sistema regional de áreas protegidas públicas y privadas, cuyo objetivo es coordinar los esfuerzos que se llevan a cabo en la región respecto a la gestión, fortalecimiento y mejoramiento de áreas protegidas publicas y privadas existentes y fomentar la inclusión de nuevas áreas al sistema, con el objeto de conservar, proteger y usar de manera sustentable la biodiversidad presente en el territorio regional.

La EDR define un proceso de planificación regional, orientado a considerar el territorio como elemento fundamental para articular un modelo de desarrollo sustentable, sobre la base de las condiciones geográficas, económicas, culturales y ambientales existentes. En ese marco, la EDR identifica siete zonas estratégicas de desarrollo, una de las cuales corresponde a la denominada Zona de Lagos Andinos, en donde se localiza la cuenca del río Puelo, que espera se consolide como un destino turístico internacional de alto nivel, integrado al ámbito nacional e internacional, con una eficiente administración de sus recursos ambientales y energéticos.

La administración superior de cada región del país está radicada en el gobierno regional, quienes deben observar como principio básico de su administración, el desarrollo armónico y equitativo de sus territorios, tanto en aspectos de desarrollo económico, como social y cultural. Tanto es así, que el propio Gobierno Regional de Los Lagos definió sus lineamientos en la EDR, y en el caso especifico como señalamos, identificó a la zona en donde se pretende emplazar el proyecto energético en comento, como destino turístico internacional de alto nivel.

Ahora bien, fuera del ámbito del gobierno regional, existen otras iniciativas públicas que reafirman este potencial del territorio, y en el que existe una planificación conjunta hacia un objetivo, que se contrapone a los intereses comprometidos en el proyecto de Mediterráneo, como se verá a lo largo de esta presentación, nos referimos a:

  1. El Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR) declaró como Zona de Interés Turística (ZOIT) a las cuencas de los ríos Cochamó y Puelo en el año 2007:

El alto valor paisajístico asociado a atractivos naturales (ríos, lagos, escenario de montaña únicos, bosque nativo, entre otros), presencia de recursos termales, y una gran variedad de ecosistemas asociados fundamentalmente a los bosques templados lluviosos y flora y fauna endémicas, sirvió de antecedente para la declaración de ZOIT, lo que además se hizo en respuesta a un amplio consenso local como regional para fomentar y apoyar el turismo, contribuyendo a la conservación de las condiciones naturales, que potencia el atractivo del lugar.

Contar con una ZOIT ha fortalecido el desarrollo comunal económico- productivo no solamente en el ámbito de turismo, sino en todo el sector de servicios, sector que se destaca por prestar más oportunidades laborales y de ingreso para mujeres que los tradicionales de producción primaria. Adicionalmente, a partir de su aprobación en el año 2007 se ha potenciado la gestión de recursos públicos en los ámbitos de infraestructura vial, fomento productivo y de capacitación.

En las cuencas de los ríos Cochamó y Puelo, la ZOIT ha atraído inversionistas privados, en su mayoría microempresarios y con prevalencia en el ámbito de alojamiento y prestación de servicios turísticos. Bajo la influencia del crecimiento en dicho sector se puede observar encadenamientos con otros sectores productivos: talleres de mecánica especializada, transporte, producción de artesanías, hortalizas y productos elaborados afines, etc., que aporta al mejoramiento de la situación de ingresos.

  1. El Ministerio de Obras Públicas (MOP) está construyendo obras viales con objetivos turísticos en la zona de emplazamiento del proyecto hidroeléctrico.

El MOP impulsa la denominada Red Interlagos, siendo la Comuna de Cochamó una de las partes integrantes de dicha ruta, en el tramo que va hasta el Lago Tagua Tagua, lugar de emplazamiento del proyecto hidroeléctrico, y donde pretenden establecerse las torres de alta tensión del tendido eléctrico que transmitirá la energía hacia el norte de Chile. La Red Interlagos tiene por objeto generar un incremento de la actividad turística, mejorar la calidad de vida de la población y contribuir al desarrollo socioeconómico de las regiones del sur de chile entre la Araucanía y Los Lagos.

Adicionalmente, se encuentra en etapa de Construcción el Camino Internacional Puelo –El Bolsón que unirá nuestro País con Argentina por uno de lo pasos de más baja altitud de toda la frontera. La ruta total tiene 88.8 km de largo, que incluyen 81,8 de camino y 7 km de  cruce del lago Tagua Tagua, de los cuales se han construido 63.3 km entre las localidades de Puelo y Primer Corral. El convenio entre el MOP y el Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) para el trazado Primer Corral –Segundo Corral, ejecutado entre julio de 2011 y marzo de 2013, contó con una inversión de $2.700 millones para 16 km, incluyendo el puente definitivo en Las Cascadas y la instalación que hizo del puente mecano en Río Puelo. Posteriormente, en mayo de 2013, se inició la ejecución de un nuevo convenio por $2.600 millones más, para la etapa Primer Corral y Segundo Corral –Lago Inferior, que viene a dar continuidad al convenio anterior.  Este Camino internacional se encuentra en etapa de construcción.

  1. El Valle del Manso forma parte de un tramo del Sendero de Chile denominado “bosques, lagos y volcanes” que va desde Coñaripe hasta Hornopirén. 

La Fundación Sendero de Chile es una iniciativa multisectorial pública – privada – ciudadana, que aspira a constituir una red nacional de rutas y senderos multipropósitos, para conocer y soñar con conocer Chile caminando, en bicicleta, en caballo u otros medios no motorizados que aglutina esfuerzos de una amplia red de actores a escala nacional y local, con amplio apoyo ciudadano. Busca fomentar el ecoturismo y la educación ambiental, además de promover un cambio cultural, tanto de la sociedad como de los individuos, en la relación del ser humano con su territorio y patrimonio, conectando a las personas con los valores propios de cada territorio.

Sendero de Chile, tiene un sendero denominado “bosques, lagos y volcanes” que tiene un tramo en la Comuna de Cochamó. Se trata de el Paso El León Cochamó. Este sendero cruza Chile transversalmente a pie o caballo, entre el paso fronterizo El León al que se llega en vehículo por Argentina desde Bariloche o El Bolsón, hasta dar con el Océano Pacífico, en el estuario de Reloncaví.

  1. RESERVA DE LA BIOSFERA DE LA UNESCO denominada “Bosques Templados Lluviosos de Los Andes Australes”.

En la zona de emplazamiento del proyecto Central de Pasada Mediterráneo, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura  (UNESCO) aceptó la propuesta de los Gobiernos de Chile y Argentina de crear la Reserva de la Biosfera denominada “Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes”, que cubre íntegramente la zona cordillerana de las regiones de Los Ríos y Los Lagos de Chile. Las Reservas de la Biosfera promueven una relación equilibrada entre las poblaciones, el desarrollo de sus actividades y la naturaleza, lo que no alinea con este proyecto hidroeléctrico.

  1. Proyecciones de ampliación del PARQUE NACIONAL VICENTE PÉREZ ROSALES hacia el sur. 

Finalmente, otra iniciativa pública que da cuenta del potencial turístico y del rol de conservación de la biodiversidad, es la circunstancia de que la Comisión del Medio Ambiente en el año 2002 en el marco de su estudio de sitios prioritarios para la conservación de la biodiversidad, consideró la opción de ampliar los límites del PN Vicente Pérez Rosales hacia el sur, con el objetivo de unirlo al PN Hornopirén y con ello lograr mayor cobertura de protección de los bosques templados siempreverdes de la zona, principalmente compuestos por Alerce (monumento natural desde 1976).

LA AMENAZA:

El Proyecto Central de Pasada Mediterráneo

A fines del año 2011 la empresa Mediterráneo S.A. presentó ante el Servicio de Evaluación Ambiental un proyecto de generación eléctrica denominado CENTRAL DE PASADA MEDITERRÁNEO, que comprende la construcción y operación de una central hidroeléctrica de pasada de 210 MW de capacidad instalada que se ubicaría en el sector de la confluencia del Río Torrentoso con el Río Manso, sector denominado La Junta, que forman parte de la cuenca del Río Puelo; y la construcción de una línea de transmisión de energía eléctrica, denominada Línea Alto Reloncaví, de doble circuito y tensión nominal 220 KV, que se desarrollaría desde la subestación Alto Reloncaví, se ubicaría a un costado de la Central, y tendría una extensión aproximada de 63 kilómetros, y contará con una franja de servidumbre y seguridad, cuyo trazado se extendería hasta conectarse al Sistema Interconectado Central en el sector donde está emplazada la actual central Canutillar, sector en el que se construiría una nueva subestación seccionadora que se denominaría subestación Reloncaví.

Dicho tendido pretende recorrer el río Manso, la ribera Norte del Lago Tagua Tagua, el Río Puelo hasta llegar al Estuario de Reloncaví cruzándolo por vía aérea. El impacto en la cuenca sería brutal, con 203 torres de 38 metros de altura cada una y con una franja de despeje, es decir de tala rasa, de 40 metros.  A ello se suma el impacto de 5.000 trabajadores, en su mayoría de sexo masculino, en una comunidad que no supera las 3.908 personas.

 

Figura: Proyección del proyecto Central de Pasada Mediterráneo y línea de alta tensión.

De suma importancia, resulta el acceso al área del Proyecto, que según el mismo Estudio de Impacto Ambiental, se realizaría desde la localidad de Puerto Varas, tomando la ruta 225 hacia el oriente, pasando por el sector de Ensenada, para luego seguir por la ruta V- 69 hacia el suroriente, en dirección a Cochamó. Desde Cochamó, se sigue hacia el sur por la ruta V-783, desviándose en el km 27 hacia el este por 11 km hasta el Lago Tagua Tagua. Luego de atravesar mediante barcaza el Lago Tagua Tagua se recorren 12 km en dirección sureste hasta el puente Cheyre. A saber, esta vía de acceso, es a su vez el único lugar por el cual se accede a la cuenca alta del río Puelo, donde hay población humana especialmente en el sector de Llanada Grande, Primer y Segundo Corral.

LA EVALUACION AMBIENTAL:

Ilegalidades que atentan contra el Estado de Derecho

La Resolución Exenta Nº 128 de fecha 6 de marzo de 2014 de la Comisión de Evaluación Los Lagos que calificó favorablemente el proyecto CENTRAL DE PASADA MEDITERRÁNEO (La “RCA”), tiene una serie de ilegalidades que atentan contra el Estado de Derecho que son insalvables. A este respecto identificamos las ilegalidades en 3 grupos:

La infracción a los requisitos legales del Informe Consolidado de Evaluación, al omitirse el pronunciamiento de servicios públicos involucrados, que incluso hicieron saber el incumplimiento de la normativa ambiental vigente, y la falta de evaluación técnica de todas las observaciones ciudadanas del proyecto, lo que se tradujo entre otras cosas, en que se prescindió de realizar la debida consulta los pueblos originarios presentes en el territorio de emplazamiento del proyecto, vulnerando con ello sus derechos sociales, económicos y culturales.

Además, durante la tramitación de este proyecto se omitió un nuevo proceso de participación ciudadana tras la modificación sustantiva del proyecto. Estas dos circunstancias descritas, ya son vicios esenciales del procedimiento.

En tercer lugar, no se sometieron a evaluación ambiental los principales impactos del proyecto: (a) Los efectos de la posible remoción en masa que generaría el trazado de la línea de transmisión eléctrica en la ladera norte del Lago Tagua Tagua, zona de fuertes pendientes, precisamente en el lugar de mayor población, incrementando el riesgo para la vida de las personas, sin mencionar el eventual impacto en la flora y fauna nativas, en el paisaje y en la actividad de mayor desarrollo económico de la zona, el turismo. Cabe recordar que el Lago Tagua Tagua es la única vía de acceso a la cuenca alta del río Puelo, y es la misma que pretende servir a los trabajadores que desarrollarían labores en la etapa de construcción y operación del propio proyecto Central de Pasada Mediterráneo; (b) El peligro para la salud de las personas y el riesgo del medio ambiente, por los deslizamientos de terreno que genera un camino de acceso denominado “camino privado”, el cual se encuentra en actual construcción, y que no fue ingresado a evaluación como parte del proyecto, situación que además configura una infracción a la obligación de no fraccionamiento “a sabiendas” de los proyectos o actividades con el objeto de variar el instrumento de evaluación o de eludir el ingreso al SEIA, conforme la normativa ambiental; (c) La alteración significativa del valor del paisajístico y turístico en términos de magnitud y duración de la zona, tampoco fueron sometidos a evaluación respecto de la modificación que realizó el titular durante la evaluación del trazado de la línea eléctrica, misma que reubicó la torre más cerca al cruce del río Puelo en el sector Las Gualas; (d) Una pobre línea base que simplemente omitió especies emblemáticas en categorías de conservación, como el huemul, el cóndor, el pudú y el huillín, y la fauna íctica en relación al repoblamiento de peces en el río, todo lo que genera la dificultad de evaluar debidamente los impactos ambientales del proyecto referidos a los efectos adversos significativos sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales.

Las ilegalidades referidas, se detallan a continuación:

  1. Incumplimiento de los requisitos del Informe Consolidado de Evaluación (ICE) que importa un vicio esencial del procedimiento. 

El ICE del caso, no cumple con los requisitos establecidos en la ley ambiental y el reglamento, siendo por tanto, ilegal, y no puede servir de base para la votación sobre el proyecto, ni mucho menos para la RCA favorable.

  1. El ICE omite el pronunciamiento ambiental fundado de diversos organismos públicos, cuestión que vulnera el requisito del art. 9 bis de Ley 19.300.

En primer lugar, la Corporación Nacional para el Desarrollo Indígena (CONADI), no se pronunció en relación al deber del titular de identificar debidamente las comunidades y personas indígenas afectadas por su actividad, con especial mención de la Comunidad Domingo Cayún Panicheo, constituida por 13 familias y registrada en la comuna de Cochamó; con el fin de establecer las correspondientes medidas de mitigación, reparación y compensación.

Adicionalmente, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) se manifestó en relación a que el titular no incorporó como parte del proyecto en evaluación el denominado camino privado siendo que debía formar parte del mismo. Este “camino privado” es una ruta de acceso al Proyecto de propiedad de un tercero, que es la sociedad de Inversiones y Rentas Los Andes, el que según indica el titular, actualmente se encuentra en construcción.

Esta omisión de obras del denominado camino privado, acarrea como resultado la omisión de impactos sinérgicos derivados de la tala de bosque nativo, correspondiente destrucción de hábitat de especies de flora y fauna, destrucción y erosión de suelos, de las faenas destinadas a la extracción de áridos necesarios para la mantención de dichos caminos, que lógicamente el titular deberá mantener durante la etapa de construcción y operación del proyecto, además del levantamiento de polvo en suspensión causado por el transporte de áridos, hormigón y estructuras necesarias para la instalación de obras tales como estructuras necesarias para la instalación de línea de alta tensión, entre otras.

Finalmente, el Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR), se pronunció de manera conforme al proyecto sin dar fundamentos, únicamente condicionando su pronunciamiento al cumplimiento de una serie de medidas de compensación adicionales a las propuestas por el titular, considerando el impacto sobre el Lago Tagua Tagua y el sector comprendido entre el Lago Victoria y Las Hualas”, lo que es inaceptable. Además invoca la existencia de aspectos relevantes no considerados durante la evaluación: a saber, el impacto en el actualmente acelerado desarrollo de proyectos inmobiliarios en la cuenca del Rio Puelo, elemento que no ha sido considerado dentro de la variable turística, pese a que dichas inversiones generan desarrollo, crecimiento económico y oportunidades de trabajo. Ni las condiciones, ni el nuevo elemento integrado por el SERNATUR a la evaluación del componente turística está presente en el ICE.

  1. El Informe Consolidado de Evaluación no contiene la evaluación técnica de las observaciones ciudadanas

El ICE debe contener la evaluación técnica de las observaciones planteadas por la comunidad y los interesados, y para efectos de determinar la suficiencia de la respuesta otorgada por la autoridad ambiental, esas observaciones deben cumplir una serie de criterios de (a) completitud; (b) autosuficiencia; (c) claridad; (d) sistematización; (e) independencia; y (f) autoría personal. En el ICE del proyecto “Central de Pasada Mediterráneo” se pueden evidenciar diversas evaluaciones técnicas de observaciones que abiertamente eluden la contestación de la consulta realizada, y denotan a la vez la abierta omisión de la  consideración de antecedentes en la evaluación ambiental.

Un ejemplo de esta falta de respuesta ante las inquietudes de la comunidad, se encuentra en la Observación Nº121 de los Srs. José Horacio Cayún Quiroz, Manuel Gerardo Melipillan Rain, quienes como miembros de la comunidad indígena Domingo Cayún Panicheo, señalaron que no fueron consultados en el proceso de evaluación de impacto ambiental. “La comunidad se encuentra en Segundo Corral, pero muchos integrantes habitan en otros lugares dentro de la cuenca del Puelo, tenemos hermanos que tienen tierras en río pangal, lago Tagua Tagua, Punta Canelo, y en otros lugares”. A este respecto, la Evaluación técnica de la observación no señala las razones de no haberse consultado a la comunidad Domingo Cayun Panicheo, y se limita a citar el estudio antropológico contenido en el Anexo 19 de la Adenda Nº3 del titular, acompañado por el titular en respuesta a los pronunciamientos que había hecho la CONADI, estudio que por lo demás, no evalúa a la comunidad en cuestión. Así las cosas, la respuesta de la autoridad no cumple los criterios de autosuficiencia y claridad, omitiendo dar respuesta a la solicitud presentada. Esta ilegalidad se encuentra además relacionada con la omisión del pronunciamiento de los organismos sectoriales, en este caso de CONADI, por lo demás vulnera los derechos fundamentales de los pueblos originarios.

  1. El ICE no contiene “los pronunciamientos ambientales fundados de los organismos con competencia que participaron en la evaluación”, pues omite aquellos pronunciamientos de los servicios públicos que manifestaron el incumplimiento de la normativa ambiental vigente.

Al respecto Mediterráneo S.A. obtuvo el Permiso Ambiental Sectorial Nº91 a pesar de no haber acreditado el cumplimiento de la Norma de Emisión para la Regulación de Contaminantes Asociados a Descargas de Residuos Líquidos a Aguas Marinas y Continentales Superficiales, tal como lo exige el Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Frente a este respecto, la Dirección General de Aguas de la Región de Los Lagos, mediante el Ordinario Nº 116  de fecha 30 de Enero de 2014 , señaló que “Se aclara que el Decreto Supremo N° 90 del año 2000 corresponde a una normativa ambiental aplicable al Proyecto y por lo tanto, su cumplimiento es de carácter obligatorio. En particular, lo es en lo relativo al parámetro pH de la descarga de efluentes líquidos proveniente de la planta de hormigón”, sin embargo, dicha información no fue entregada por Mediterráneo S.A. en el Estudio de Impacto Ambiental ni tampoco en alguna de las Adendas.

  1. Omisión de un nuevo proceso de participación ciudadana tras la modificación sustantiva del proyecto, lo que también constituye un vicio esencial del procedimiento. 

La legislación ambiental dispone que si durante el procedimiento de evaluación el EIA fuere objeto de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones que afectaren sustantivamente al proyecto, el organismo competente deberá abrir una nueva etapa de participación ciudadana, situación que no se dio en la especie, siendo que se presentaron una serie de modificaciones sustantivas en el proyecto tales como un aumento en la superficie de tala de bosques; modificaciones en las variables antropológicas; modificación en el diseño del paso de los peces y el aseguramiento del caudal ecológico en el diseño hidráulico; modificación respecto del funcionamiento de la zona de Empréstitos; modificación de la Bocatoma, Túnel de Aducción y Obras Asociadas, las que al modificarse modelan a su vez las obras relacionadas, como la obra de desvío para la construcción de la bocatoma, con lo que se aumenta considerablemente el volumen de agua, lo que incide en los impactos de la caída de agua y correspondientes riesgos asociados a golpes de agua. Al aumentar el volumen del agua que será canalizada por el túnel de desvío, ante una crecida abrupta del rio, podría aumentar el riesgo de golpes de agua, y con ello riesgo para la vida de las personas que habitan río abajo y de aquellas personas que desarrollan actividades turísticas en la zona, principalmente pesca deportiva y recreativa en el lecho del río Manso, como asimismo afectar la calidad y cantidad de los recursos renovables, el valor ambiental del territorio entre otras. Esta omisión tiene estrecha relación con la ilegitimidad del proyecto según se argumentará más adelante.

  1. Omisión de los principales impactos del proyecto en la evaluación ambiental, y el efecto en la ausencia de medidas de mitigación, reparación y compensación.
  1. La omisión de impactos en el trazado de la línea de transmisión eléctrica de alta tensión en el sector de la ribera norte del Lago Tagua Tagua: remoción en masa, peligro en la vida de las personas, y consecuente omisión de medidas de prevención de riesgos y control de accidentes.

Durante el proceso de evaluación SERNATUR consideró que existía un impacto visual sobre el paisaje que era perjudicial para el correcto desarrollo de emprendimientos turísticos y de educación ambiental presentes en la cuenca, especialmente en el sector del Lago Tagua Tagua, agregando que las medidas de mitigación propuesta no se hacían cargo del impacto, por ello solicitó que el titular evaluara y estudiara alternativas para reemplazar el tendido propuesto en el lago Tagua Tagua. Esta observación tenía además como antecedente los pronunciamientos de Municipalidad de Cochamó y el SEREMI Medio Ambiente de Los Lagos.

Por otra parte, SUBPESCA, solicitó presentar un estudio que fundamentara las razones por las cuales el titular había descartado implementar el trazado de la línea de alta tensión a través de una ruta alternativa: por el río Steffen. Al respecto, el titular respondió señalando que las condiciones geográficas del Steffen hacían inviable un trazado eléctrico por ese lugar, siendo del caso que las condiciones del Steffen son las mismas que se encuentran en las laderas de la cuenca del río Puelo, particularmente las laderas exposición sur del Tagua Tagua, con pendientes mayores a 65%, por lo que comparten los mismos riesgos de remoción en masa, afectación a la calidad de las aguas y peligro para la población; con la agravante de que el Lago Tagua Tagua es el único punto de circulación hacia la cuenca alta del río Puelo, con un recorrido mediante navegación de barcazas, con lo que expone a un número importante de personas residentes y visitantes; mientras que en el río Steffen no se da esa agravante. Los peligros en las personas de la variante propuesta por el titular por el Lago Tagua Tagua, no han sido evaluados y con ello no se han podido proponer medidas de prevención de riesgos y de control de accidentes.

  1. El titular no ingresa a evaluación ambiental las obras de ejecución de un camino de acceso a la Central denominado “camino privado”, transgrediendo las normas de protección del bosque nativo, generando peligro en la salud de las personas y riesgo al medio ambiente por los deslizamientos de terreno. Además lo anterior constituye una infracción a la obligación de no fraccionamiento a sabiendas, conforme a la ley ambiental.

Para la ejecución de las obras principales y accesorias del proyecto, será menester la utilización de 2 caminos privados, uno de ellos es el denominado por el titular como “camino privado de propiedad de un tercero” el que se contempla para acceder a la zona de la Central, que está en proceso de construcción por un tercero. Ahora bien, este tercero es la sociedad de Inversiones Rentas Los Andes S.A. (o IRLA), quien para poder construir el referido camino, solicitó planes de manejo de corta y reforestación de bosques para ejecución de obras civiles a CONAF, con el fin de intervenir aproximadamente 13.88 hectáreas de bosque nativo.

Desde que el proyecto ingresó a evaluación ambiental el 7 de diciembre de 2011, CONAF ha tomado la precaución de condicionar los planes de manejo aprobados del referido camino privado, al ingreso al SEIA, atendida la evidente relación de las obras destinadas a construcción de caminos con el proyecto.

Igualmente, la Municipalidad de Cochamó se refirió en su pronunciamiento al EIA a que “el impacto sinérgico del camino de acceso a las obra, que si bien será ejecutado por un tercero, forma parte de la línea de ejecución del proyecto”.

Así también lo hizo saber la Dirección de Obras Hidráulicas: “sólo se menciona en el EIA que se trata de un camino privado que está construyendo un tercero, pero evidentemente el objetivo principal de la construcción es permitir la ejecución del proyecto que se está evaluando, por lo que la construcción de este camino debió incluirse en el estudio”.

La CONAF también se había pronunciado acerca de que toda corta de bosques con motivo de realización de obras del proyecto, entre ellas la apertura de fajas para caminos, está obligada a tramitar el permiso sectorial, debidamente tramitado en el proceso de evaluación. Adicionalmente CONAF indicó que existían tramos del camino proyectados que carecen de planes de Manejo de corta para ejecutar obras civiles. Sin embargo, CONAF en forma contradictoria se pronunció conforme con el proyecto.

Al no ser incluidas dentro del EIA, las obras de ejecución del camino privado, se produce una omisión grave en la descripción del proyecto y cada una de sus obras, y correlativos impactos y medidas de mitigación, compensación o reparación correspondientes, contraviniendo las normas ambientales.

Adicionalmente, la omisión de ingresar al SEIA la construcción del camino de un tercero, se ha dejado de evaluar no solo los impactos de dichas obras consideradas en sí mismas, sino además el efecto sinérgico de la concentración de obras principales y accesorias del proyecto en la ribera poniente del río Manso, que pueden incrementar los deslizamientos de terreno, tal como ha acontecido a la fecha con la construcción del camino privado. Deslizamientos que afectan directamente los caminos por los cuales transita la comunidad, generando un alto riesgo para la vida de éstos y de los trabajadores que laboran en faenas del proyecto.

  1. Falta de evaluación del impacto correspondiente a la alteración significativa del valor paisajístico y turístico, durante la etapa de construcción y la de operación.

Durante la evaluación ambiental, el titular en la Adenda 3 presentó una variación al trazado de la línea eléctrica, que reubicó la torre más cercana al cruce del río Puelo, en el sector denominado las Gualas, en el mismo sector en el cual el titular pretende emplazar las obras de planta de áridos y hormigón.

Esta afectación del paisaje es significativa en términos de magnitud y duración, del valor paisajístico o turístico de la zona, y no se sometió a evaluación, por lo cual debe incorporarse, y mitigarse adecuadamente, de conformidad con la ley ambiental; situación que está directamente vinculada a la afectación de actividades económicas ligadas al turismo como la pesca recreativa que se desarrollo en el Río Puelo y Manso precisamente por las características prístinas del territorio y por ende su paisaje.

  1. La omisión de especies protegidas en la línea base presentada.

No obstante, las observaciones planteadas por la ciudadanía a través del mecanismo de participación ciudadana, respecto a la preocupación sobre la ineficiente metodología utilizada para identificar las especies que se sabe existentes en la zona de influencia del proyecto, puesto que la línea base omitió especies de fauna protegida, como huemul (Hippocamelus bisulcus), pudú (Pudu puda), cóndor (Vultur gryphus) y huillín (Lontra provocax), la Comisión de Evaluación concluye que el titular del proyecto consideró debidamente los efectos adversos significativos sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales, durante la etapa de construcción de las obras superficiales del proyecto y de operación del proyecto.

La metodología utilizada en la línea de base incluyó escasas campañas destinadas a destacar la presencia de las especies de cóndor, huemul, huillín y pudú, sin embargo la autoridad ambiental permitió seriamente descartar la presencia de dichas especies, no sólo mientras se construye el proyecto sino que durante su operación. ¿Es esto plausible, siquiera legítimo?. Existen avistamientos de huillín en la zona del río Manso llamado Huillinera (sector de las juntas entre los ríos Manso y Correntoso) y en el lago Azul de dicho valle, por lo que el hecho de que no se hayan encontrado en las campañas previas, no significa que no existan.

Todos los estudios que guardan relación con organismos vivos, deben completar al menos un ciclo anual, e incorporar un mínimo de muestreos estacionales. Debido a una cuestionable metodología, el EIA no contiene una completa identificación, ubicación, distribución, diversidad y abundancia de las especies de flora y fauna que componen los ecosistemas existentes, en especial en lo concerniente a aquellas especies que se encuentran en alguna categoría de conservación. Todo ello, transgrede nuestra legislación ambiental, haciendo imposible satisfacer mínimamente el Principio Preventivo.

Otra omisión en la línea de base dice relación con el repoblamiento de peces como medida de compensación no apropiada, y el daño irreparable al medio ambiente que de ello se derivaría. A este respecto, la Dirección Regional de Pesca y Acuicultura, de la Región Los Lagos durante la evaluación solicitó muestreos estacionales de a lo menos un ciclo anual, puesto que no se había encontrado ictofauna endémica (Hatcheria macraei; Galaxias maculatus, entre otras), aspecto que no fue completado por el titular.

Es impreciso evaluar supuestos impactos, así como establecer medidas de reparación, compensación o mitigación si no se han reconocido los elementos cuyo impacto se supone, lo que hace pensar que estudio que presenta el titular adolece de información seria, que es contrastada por los antecedentes bibliográficos de la zona y por los testimonios de los propios habitantes.

De lo anterior se desprende que el titular no ha dado cumplimiento al art. 12 de la ley 19.300, al omitir en su línea base la descripción, identificación, ubicación de las especies que forman parte de la fauna íctica del lugar, lo que no hacen más que corroborar la exigua metodología utilizada por el titular para el diseño de la línea de base y con ello la pobre evaluación de los impactos asociados, lo que provocaría un daño irreparable al medio ambiente.

ILEGITIMIDAD DEL PROYECTO:

Un proyecto aprobado al final del Gobierno de Sebastián Piñera, con ocultamiento de operaciones entre partes relacionadas, y la falta de validación de la comunidad.

Cuando nos referimos a las ilegalidades del proyecto, anteriormente en éste documento, mencionamos la infracción a la obligación de no fraccionamiento a sabiendas contenida en nuestra legislación ambiental, que dice relación con que Mediterráneo omitió ingresar a evaluación la construcción de un camino privado construido por un tercero. Ahora bien, este tercero, es la sociedad de INVERSIONES Y RENTAS LOS ANDES S.A. (IRLA), sociedad constituida por Getrudis Gerstmann Zeitlinger y Elizabeth Hagemann Gerstmann, cuyo gerente general es Roberto Hagemann Gerstmann quien es además director y apoderado de la sociedad titular del proyecto MEDITERRÁNEO S.A. Adicionalmente, el señor Hagemann es accionista de la sociedad anónima cerrada LOS ANDES ADMINISTRACION DE ACTIVOS S.A., quien en julio de 2011 adquirió acciones de la sociedad MEDITERRÁNEO S.A.

De esa manera, mal podría Mediterráneo desconocer su relación con este “tercero”, IRLA, que adicionalmente, como se ha latamente referido con anterioridad, para poder construir el referido camino, solicitó una serie de planes de manejo de corta y reforestación de bosques para ejecución de obras civiles a CONAF. Para obtener la aprobación de dichos planes de manejo IRLA otorgó contratos de servidumbre y autorización, con la sociedad MEDITERRANEO S.A., y con don ROBERTO HAGEMANN GERSTMANN como persona natural.

Además en una de las propiedades en que se otorgó Plan de manejo a IRLA para construir el camino privado, se encuentra emplazado el punto de captación del derecho de aprovechamiento de aguas no consuntivo, sobre las aguas superficiales y corrientes del río Manso, que es de propiedad de MEDITERRÁNEO S.A., y que reviste el carácter de indispensable para la ejecución del proyecto Central de Pasada Mediterráneo. Tan indispensable que IRLA y MEDITERRÁNEO celebraron un contrato de promesa de compraventa sobre el lote resultante de una subdivisión de este terreno, que se encuentra totalmente tramitada, y de ella surgen los Lotes A y B, quedando en el Lote B el punto de captación. En esta promesa se pactó además, que se transferirían a favor de Mediterráneo, todas las servidumbres y autorizaciones constituidas a favor del predio, y que en la compraventa definitiva, la parte que resultare dueña del lote beneficiado con las servidumbres de tránsito, se obligaría a constituir una servidumbre de tránsito gratuita a favor de la otra parte o sus cesionarios.

Así las cosas, no cabe duda de que la sociedad IRLA no es un tercero ajeno al proyecto de Mediterráneo, pues mantiene operaciones estratégicas en torno al proyecto hidroeléctrico con el titular del mismo, con anterioridad a la tramitación del proyecto. Es tan evidente la vinculación entre ambas empresas y proyectos, que difícilmente se puede pensar que IRLA es un “tercero”, para eludir el cumplimiento normativo.

Otro punto que reviste de ilegitimidad  al proyecto Central de Pasada Mediterráneo S.A. dice relación con que la RCA estimó que los impactos ambientales fueron adecuadamente considerados por el titular, negando los impactos sobre el paisaje y la actividad turística durante la etapa de operación de la Central, sin embargo la autoridad ambiental aceptó unos “compromisos voluntarios” que el titular ofreció como medidas de fomento a actividades de pesca recreativa y turismo en general, que incluyen “medidas de fomento de la actividad de pesca recreativa como la siembra de peces exóticos, la difusión de zonas y servicios turísticos asociados, la constitución de una Fundación a la cual Mediterráneo le aportaría $250.000.000 con el compromiso de aportar hasta $1.000.000.000 una vez iniciada la construcción de la Central de pasada, transformar el camino de acceso al proyecto en la Ruta Escénica Puente Cheyre- Paso El León, que uniría todo el sector del Alto Puelo y la comuna de Cochamó con zonas turísticas argentinas, para lo cual destinará fondos hasta USD 3 mil millones, entre otras medidas”. Ahora bien, ¿qué tipo de compromisos “ambientales” son estos? No hacen más que reafirmar que el proyecto genera alteraciones significativas en términos de magnitud y duración que fueron omitidos en el curso de la evaluación, sobre el valor turístico de la zona, el cual constituye además uno de los principales impactos del mismo. No pueden estos compromisos voluntarios servir para justificar la falta de evaluación de dichos impactos, así como tampoco convertirse en una herramienta para comprar la conciencia de los habitantes de la cuenca de Puelo, aprovechando muchas veces su aislamiento y condición de vulnerabilidad, en desmedro de la debida protección del medio ambiente y, en general, de los bienes comunes.

CONCLUSIÓN

El paisaje de Puelo: una identificación hacia el valor intrínseco de la naturaleza 

como el elemento que nos permite proteger su valor instrumental

En la cuenca del Río Puelo, en los Andes patagónicos, las enormes montañas de granito coronadas por glaciares con bosques de Alerces a sus pies, nos invitan a comprender sobre la relación equilibrada del ser humano y su entorno. Sin embargo, este territorio se encuentra amenazado por el proyecto hidroeléctrico Central de Pasada Mediterráneo que pretende instalarse en la cuenca del Río Puelo de manera ilegal, sin hacerse cargo debidamente de los impactos ambientales que de ello derivan conforme se detalló anteriormente; y de manera ilegitima, sin considerar las condiciones geográficas del lugar y sus dificultades de conectividad lo que repercute directamente en el proceso de participación ciudadana, siendo deber del Estado sopesar este desequilibrio; generando un reproche social que es insostenible en un país democrático.

La generación de hidroelectricidad en un lugar como la cuenca del Puelo es en si misma un absurdo, puesto que se trata de una actividad económica que no se encadena con otras actividades económicas y que es, por ende, generadora de muchas formas de pobreza. El turismo es la actividad económica más adecuada, democrática, justa y ecológica que tiene esta cuenca. El desafío para Chile está en complementar la valoración económica con dimensiones ecológicas y éticas, como a las que alude Aldo Leopold en el ensayo con el cual se dio comienzo a esta exposición.

Este territorio modelado por las montañas, es una oportunidad de Chile para tomar conciencia respecto a la interconexión de las vidas humanas con los demás seres vivos. Para los políticos es una oportunidad para pensar sobre las decisiones centradas en el corto plazo, y para, en palabras de Ricardo Rozzi asumir que es hora de incorporar en ellas y en los procesos de toma de decisiones, políticas y leyes ambientales, las escalas ecológicas y geológicas de largo plazo donde las vidas humanas están insertas. La lectura de Pensando como una Montaña, la visión cotidiana de la cordillera de los Andes, la belleza del paisaje en el río Puelo, son los elementos que nos permiten identificarnos con el valor intrínseco de la naturaleza, e invitarnos a recordar que las montañas proveen agua, minerales, vegetación y hábitat a los seres humanos desde el comienzo de la historia, y seguirán haciéndolo hasta mucho después de nuestra muerte y la de las futuras generaciones si somos capaces de pensar con horizontes temporales más amplios y respetamos las comunidades de seres vivos que habitan sus cumbres, laderas y valles”, y con ello diseñar el territorio velando por el mantenimiento del valor instrumental de la biodiversidad. La amenaza de este proyecto hidroeléctrico puede causar daños irreversibles en el ecosistema, para entregar beneficios económicos a unos pocos y seguir alimentando un tipo de cultura empresarial que frena el verdadero desarrollo. Es responsabilidad de todos los chilenos velar por el país que soñamos construir.

Read more

With the advice from former Senator Pablo Longueira, more hydroelectric mega projects are being promoted for the Aysén Region

Although the hydroelectric project of  Colbún and Enel (ex Endesa), known as HidroAysén is practically buried, a new initiative of similar scope and complexity has begun to take shape in the area.

 

Con asesoría de Pablo Longueira, promueven megaproyecto eléctrico en Aysén

Read more

Sacrifice areas: Affected communities gathered in National Conclave

The rejection of the extractivist development model of natural resources and the presence and construction of thermoelectric plants throughout the country were the main demands of the communities gathered in the “Zones de Sacrificio en Resistencia” Conclave, in which social organizations, NGOs, Environmental leaders, academics and municipal authorities from various localities affected by socio-environmental conflicts in the country.

From the meeting came an official statement, which was signed by the hundred participants and the organizations they represent, at an event held between 11 and 13 November at the Las Ventanas Fishermen’s Union, located in Puchuncaví, Valparaíso.

Source (spanish): eldesconcierto.cl

Read more

Authorities say they have no history of possible second hydroelectric in Puelo river

After knowing that two hydroelectric plants could be installed in Cochamó, if the request for water rights of the Puelo basin is accepted, the Ministry of Energy stated that it has no history of this.

The company published in the Official Gazette the request for water rights, after Endesa renounced these.

The energy sergeant, Miguel Garcia, said he does not have a specific history of a possible second hydroelectric plant in Puelo.

Source (Spanish): biobiochile.cl

Read more