En el siguiente articulo realizado en conjunto con Fundación Punta de Lobos, hemos visualizado el contexto medioambiental que hay en Chile, así como la falta de institucionalidad que permita a ONGs poder expandir su trabajo. Ya que este país no tiene las herramientas adecuadas para que las ONGs prosperen, y menos que se incentive a la #Filantropía para financiarlas.

La necesidad de un diagnóstico específico sobre la filantropía en temas medioambientales tiene varias aristas necesarias de analizar y, en los tiempos actuales, resulta urgente avanzar en cada una de ellas.

Para comenzar, el diagnóstico debe incluir el análisis del comportamiento de todos los actores y como se encadenan, la fuente de los recursos para la realización de las diversas actividades y las motivaciones de cada una de ellas.

Una propuesta, en base al diagnóstico, es que las ONG medioambientales que integren el registro de organizaciones dentro de la ley única de donaciones –en base a ciertos requisitos- a pesar de que no sean acreedoras de beneficios tributarios; no sufran de cargas procesales y tributarias excesivas. Con ello podría evitarse que existan vetos políticos y, que se creen desincentivos de tal magnitud que impidan el importante trabajo y desarrollo de estas organizaciones que son gravitantes en materia de progreso medioambiental a nivel país.

En materia de incentivos tributarios a la RS en el ámbito del SEIA nos parece que tiene que ir de la mano con el desarrollo del ordenamiento territorial. Si hay perdida de ecosistemas las compensaciones deben significar una ganancia neta en biodiversidad, deben existir incentivos a la restauración y aceptar que hay lugares incompensables definidos por el ordenamiento territorial.

Así tampoco podría legitimarse que lugares que son objeto de compensaciones, puedan ingresar al SEIA.

Pueden revisar el documento  con el siguiente link: http://geute.cl/…/Escena-Medioambiental-en-Chile-Environmen…