bot_areas_01

Río Puelo, X Región, Patagonia.

Comuna de Cochamó, Región de Los Lagos

Cochamó en mapudungún significa “el lugar en que se encuentran los esteros de agua dulce y el mar”. En Cochamó la Cordillera de los Andes se precipita abruptamente en el Océano Pacífico, formando el primer fiordo de los mares australes de Chile, en lo que podríamos llamar el comienzo de la Patagonia Chilena.

En Cochamó se abre paso el segundo río más caudaloso del país después del Báker, el río Puelo.

Para acceder a este gigante y turístico río Puelo, a su cuenca, se debe atravesar el lago Tagua Tagua, guardián que lo esconde y preserva. Tras este lago se descubren valles que son regados por el río Puelo y sus tributarios, rodeados por Parques Nacionales y otras áreas protegidas, tanto chilenas como argentinas.

Los valles de la cuenca del río Puelo son naturalmente zona de amortiguación de estas áreas de conservación, y sirven como corredor biológico de muchas especies de flora y fauna nativa.

Bajo el cobijo de paisajes de montaña, de volcanes como el Yates que parece coronar el horizonte, se encuentran glaciares, bosques vírgenes templado lluviosos, siete lagos de conmovedora belleza, además de innumerables lagunas y arroyos, agua pura, espejos del cielo.

Por lo tanto, resulta increíble que tan cerca de una urbe, a 100 kilómetros de la ciudad de Puerto Montt, se encuentre un paraíso natural en tan buen estado de conservación y una particular cultura local como lo es Puelo.

mapa_02

Mapa Comuna de Cochamó.

Refugio de vitalidad

En estas tierras aún hay armonía, al abrigo del río Puelo se abre paso vigoroso la vida misma.

Aquí habitan numerosas especies nativas en peligro de extinción, en peligro de desaparecer para siempre. Los alerces milenarios, pudúes, huemules, cóndores, y otros como el puma, los huillines, la vizcacha patagónica, la ranita de Darwin, el monito del monte, y el bagrecito patagónico han encontrado aquí su hogar.

Esta cuenca binacional desde tiempos inmemoriales ha sido habitada por el hombre. Hay pruebas fehacientes de la presencia de Tehuelches hace unos 1.500 años en la subcuenca del Río Manso. En la actualidad, viven familias y comunidades mapuches, que se encargan de cuidar la Ñuque Mapu (madre tierra).

Pero no sólo los mapuches habitan ésta tierra. La dificultad de conectividad por condiciones de aislamiento, favoreció el intercambio con las comunidades trasandinas por décadas, generando una cultura gaucho campesina que atesora particulares tradiciones.

blog_01

Valle del Río Puelo.

La amenaza de ser una cuenca sacrificada y la necesidad de recurrir a su defensa

La voracidad de un mal entendido progreso está amenazando los territorios del río Puelo.

Desde el año 1990 las aguas del río Puelo han sido objeto de la ambición de empresas de generación de energía. Por ello, a fines del año 2012 un grupo de vecinos, amigos y artistas se unieron para trabajar por la supervivencia de las condiciones naturales de la cuenca, creando la ONG llamada Corporación Puelo Patagonia, con la cual Geute Conservación Sur trabaja entregando asesoría legal.

Nuestro principal anhelo es contribuir al desarrollo armónico de la zona construyendo iniciativas propositivas, sin embargo, nos hemos visto obligados a priorizar la defensa del territorio como nuestro primer deber.

QUE ESTAMOS HACIENDO